top of page

Tres preguntas para crear


Hoy leía una parte del libro "Conversaciones con Dios" de Neale Donald Walsch y me detuve en una parte donde habla de como se manifiesta el principio de la tríada. Que hemos llamado de múltiples formas desde el padre, hijo y espíritu santo, hasta el Yo, el Ello y el Super yo, pasando por la geometría sagrada y un montón de otras formas.


El hecho es que comprendí la simple fórmula de la expresión de la divinidad que somos o del Dios que somos en tres aspectos que interactúan y en donde se encuentra una llave sencilla y simple para materializar las cosas.


Ya lo había escuchado y leído de otras formas, pero lo que comprendí en esta oportunidad es lo simple del proceso y la complejidad a la vez que le hemos puesto.


No es una fórmula o receta que hay que seguir, sólo invito a considerar que cuando nos hacemos estas tres preguntas, nos llevan al nivel en el que nos toca mirar como andamos para crear la realidad que nos rodea.


Aplica para cada aspecto de nuestra vida, de forma individual o grupal. En el ámbito social, familiar o personal. Aplica en todo lo que estamos viviendo.


Estas preguntas son:


  • ¿Qué pienso?

  • ¿Qué digo?

  • ¿Qué hago?


¿Qué pienso? Nos conecta con la idea, es espacio más etéreo e invisible de esta multidimensionalidad de nuestro Ser, la calidad del pensamiento está determinada por la cualidad asociada al mismo, es decir, lo que creo como bueno o malo de eso y mi capacidad ante esto. Miremos un ejemplo, "Hacerlo es difícil" esa es la idea o el pensamiento asociado a algo. Es difícil entonces para mi, porque así lo creo.


¿Qué digo? Aquí nos encontramos con las opiniones que tenemos y las conclusiones que hacemos por nuestra experiencia o por la experiencia de alguien que estuvo alrededor de nosotros. Entonces afirmamos por ejemplo, "No, eso es difícil, yo nunca podría hacer eso" o "No me gustaría hacerlo", o "No creo que pueda" o "Si, eso jamás podría ser para mi" o cualquier otro patrón que nos sirve para alimentar la idea de eso. Aquí se asocia una emoción o estado interno que registra esta idea y estas palabras como algo real, cuando la verdad es que no lo son.


¿Qué hago? Aquí es interesante la cosa porque podemos tener la salida de abandonar eso que creemos es difícil, tratar de vencer la idea o, simplemente no hacer nada porque no es de interés para nosotros. Las acciones estarán sostenidas sobre las creencias antes pensadas y expuestas que ahora generan un comportamiento observable.


Entonces pienso, si nos tomamos el tiempo de observar lo que pensamos, decimos y hacemos en relación a eso que queremos, podríamos transformar la idea, cambiar el patrón de lenguaje y accionar de manera distinta para tener un resultado diferente.


Siempre creo que la vida es más sencilla de lo que creemos por esto, esta formula tan simple pareciera que no podría funcionas, pero detente y observa tu día y fíjate en cómo esto aplica para ti, te sorprenderás de que lo que vives, contiene estos simples 3 pasos de tu comportamiento como ser energía.


Todo es energía, por lo que aquí la información va densificándose en la energía de un pensamiento (alma) que se expresa en la palabra (mente) y genera un comportamiento (cuerpo).


Así que te invito esta semana a practicar llevar la consciencia a estas tres preguntas, escribe tus respuestas y sorpréndete de dónde se encuentra la traba para la manifestación. Puede estar en tus creencias, en tus emociones o en tus acciones. Trabajando en estos aspectos entonces podrás lograr la congruencia para que lograr lo que quieres, porque lo que no quieres ya lo lograste.


La fórmula siempre es exitosa en sí misma. Hazte cargo de tus procesos y resultados y vive la grandiosidad de ser un Ser Divino, creador y manifestador de realidades.


Gracias por leerme, un abrazo de luz y amor a tu Ser

Yuleika

0 comentarios

Kommentare


bottom of page