top of page

La jerarquía – Lo primero siempre será lo primero

Actualizado: 25 jul 2022


La jerarquía – El primero siempre es el primero


El segundo orden del amor, según en enfoque de Bert Hellinger es la Jerarquía. La jerarquía tiene que ver con reconocer el momento en que algo ocurre en nuestro sistema. Por ejemplo, nuestros abuelos llegaron a la vida antes que nosotros, así como nuestros padres y nuestros hermanos mayores. Lo anterior tiene preferencia sobre lo que sigue, es decir llegó primero, por lo que debe ser comprendido así y respetado en su forma y expresión.


Cuando lo vemos desde el sistema familiar, al incumplir el proceso natural del que está antes que nosotros, por ejemplo, nuestros padres, ¿Qué ocurre?, ocurre que nos arrogamos su lugar en la vida, queriendo resolver por ellos, cuidar de ellos, corregirlos. Esto lo hacemos desde el amor ciego del alma, es decir para ese aspecto de nuestro Ser, no hay diferencia entre lo bueno y lo malo, simplemente está buscando orden en el sistema.


Si recordamos el orden anterior, la pertenencia, aquel que ha sido excluido será representado por un miembro más joven del sistema. Esto quiere decir que se rompe la jerarquía, donde los hijos, desde el juicio, quieren ser mejores que los padres asumiendo comportamientos que se viven como una dualidad interior, quiero hacer esto, pero no puedo por esto otro. Este conflicto psicoemocional nos lleva al sufrimiento, al vacío, aun habiendo logrado un aparente éxito.


Desde el Diseño Humano se vive en el condicionamiento de nuestro Ser hacia la sombra de la sobrevivencia, en nuestras claves se activan los mecanismos aprendidos y usados con efectividad en el pasado para sobrevivir, aunque no sean útiles hoy.


Por ejemplo, podemos querer tener una relación de pareja, pero no lo conseguimos porque estamos haciéndonos cargo de nuestros padres, en este caso el hijo se arroga el lugar del padre o la madre que no tuvo su propio progenitor, es decir sus abuelos, y los cuida, los protege, incluso los reprende como si supiera más de la vida que ellos. El resultado es una vida de mucho trabajo, de esfuerzo por cumplir con la doble tarea de sobrevivir a la sistémica de su árbol y al destino propio. La pareja no puede ocupar el lugar de pareja, porque ese lugar no existe dentro del alma. Ese lugar ya lo ocupamos en un ancestro, un abuelo o abuela. El espacio/tiempo para la pareja se encuentra vacío en al ahora, hasta que nos damos cuenta y nos movemos de lugar, entonces puede llegar alguien a nuestras vidas para vivir una relación de iguales,, en pareja.


Tu luz se encuentra bajos la sombra o incluso enterrada bajo los prejuicios, la culpa, la rabia y un sinfín de emociones que sostienen tu necesidad de ser más grande, más exitoso, más inteligente, más productivo, mas… y aun lográndolo, sentir desdicha dentro de ti. O fracasas en cada intento por no entender que todo tiene un lugar en la vida. Esto se refleja mucho en el aspecto profesional de las personas.


Por otra parte, esta ley también implica que lo nuevo surge de lo anterior y va hacia adelante, esto quiere decir que, una vez que nace el hijo, la vida se ocupa de guiarlo, sostenerlo y contenerlo a través del entorno que lo rodea, pero este entorno pocas veces está en orden. Por lo que lo nuevo tiene que abrirse camino a través de los esquemas viejos, caducos o poco útiles en el ahora, para revelar la mala consciencia de ser la evolución y hacerlo un poco diferente al anterior, reconociendo de donde surge. Aquí es donde los aspectos individuales de tu diseño te llevan a experimentar la mutación del cambio para tu familia y la sociedad a través de tu comportamiento.


Así que el orden en este sentido implica reconocer lo que viene primero en tu sistema familiar y en ti. Como persona eres el hijo o el hermano que tiene un espacio y tiempo previsto dentro de ese sistema para evolucionar en despertar a tu Ser, desde tus propia consciencia. Desde el Diseño tienes un subconsciente o diseño que se expresa en tu cuerpo para que trasciendas esas claves a través de la consciencia de tu mente y la visión de la vida que tienes.


El Diseño Humano te revela estas claves inconscientes para que puedas honrar tu linaje, eso que traes como información y eleves la frecuencia, desde el orden, para que se muestre la luz, el don, los regalos que traes almacenados, así vas a poder cambiar la perspectiva de la vida, tu visión y verás como cambia entonces el entorno en el que vives.


El cuerpo es anterior a la mente consiente o intelecto, tu conexión con el cosmos y toda la información del campo de realidad, llamado punto 0, está en tu cuerpo, en tus sensores de conexión con todo lo que es. Descubrir, reconocer y honrar tus claves genéticas significa honrar el proceso de jerarquía en tu Ser. Rendirte a tu cuerpo, a tu estrategia, a tu autoridad, hará que logres transformarte de la sombra a la luz, del No-Ser al Ser.


Tener la vida que mereces pasa por comprender tu lugar en el mundo, quienes están antes que tú, quienes están en tu misma línea generacional y quienes vienen después de ti. Así miras con amor todo y a todos los que llegaron antes que tú, por ejemplo, familiares, parejas previas de tus parejas, personas que estuvieron antes en tu puesto de trabajo, o que habitaron un espacio antes que tú. De esta forma estarás moviéndote en amor y consciencia hacia tu lugar en este espacio/tiempo de vida que te tocó experimentar.


Gracias por leerme, te envío un abrazo de luz y amor, desde el lugar que ocupo en tu existencia


Yuleika

0 comentarios

Kommentare


bottom of page