top of page

Bailar Salsa Casino Toda una Experiencia Terapéutica

Actualizado: 22 may 2022


Toda una Experiencia terapéutica


Erase una vez un bosque en donde paseaba una linda caperucita y habitaba un lobo feroz…

Un salón todos hablando, riendo, coqueteando, et… y se escucha una voz que dice: “Rueda… Espejo” y todos avanzan a formar la Rueda de Salsa Casino… en la vida sería algo como Toda nuestra historia familiar y de pronto el corazón late y la vida dice “Ama” “Mírate en el otro”…

¿Qué tiene que ver una cosa con la otra?

La pareja es la relación más compleja y complicada que podemos vivir los seres humanos.  Llegamos a ella por múltiples vías y la vivimos de muchas maneras.  Esto sucede luego de haber vivido experiencias familiares con nuestros padres y sus propias relaciones de pareja, que nos llevaron a tomar una identidad como niños y adolescentes que nos llevaron a ser el hombre y la mujer que somos hoy.

A la vez desarrollamos una serie de creencias sobre las cuales se levanta el desarrollo de capacidades y habilidades propias para comportarnos dentro de la relación de pareja y que más temprano que tarde aparecen como dinámicas de comunicación, de demostración de afecto, de compromiso y responsabilidad y una serie de situaciones  que los lastiman y alejan cada día más a uno del otro.

En nuestra sociedad es cada día más evidente que el rol del hombre y la mujer en la relación de pareja tienen por naturaleza, se ha quebrantado. Cómo se observa esto? Pues hay quienes dicen que ahora la caperucita corre detrás del lobo y no al revés como se solía hacer en el cuento que alguna vez escuchamos de niños. La caperucita aprendió a ser una “mujer” fuerte, profesional, autosuficiente…”que no necesita de ningún hombre para estar bien y ser feliz”. Habrase visto mayor mentira colectiva!!! Pues a toda mujer le gusta que el hombre la corteje, la enamore, la consienta y la llene de besos, detalles que le hacen sentir segura de sí misma…

El lobo por su parte ha hecho lo posible por sobrevivir a esta evolución de la caperucita, sólo que a él le siguieron cuidando su madre, sus hermanas, primas, tías, sobrinas y cuanta mujer tenían en su camino quienes a diferencia de lo que le decían a la caperucita, le decían cosas como estas “tranquilo mi amor si te botan aquí siempre estará tu casa” … “toma hijo te preparé la sopita que tanto te gusta”… “aquí tienes la ropa lista lavada y planchada para el trabajo”… “llévate esto para el almuerzo no comas tanta comida chatarra” etc.…

El resultado… UN DESARTRE PARA LA RELACION DE PAREJA!!! La mujer se ha hecho cada vez mas masculina en sus conductas, comportándose como mujer que toma decisiones, con camionetas a las cuales tienes que subir con escaleras, cuentas bancarias con altas cifras, logros profesionales, montones de relaciones sociales, viajes, responsabilidades etc.… pero cuando recuesta su cabeza en la almohada que tiene en su cama, en donde por cierto duerme sola, se confrontan con la necesidad básica del ser humano… tener compañía… un hombre al lado para que la  controle… la cuide, la mime, la llene de besos y detalles y le diga que es la mujer que ama…

El hombre por su parte se ha vuelto temeroso, tímido y vacilante frente a sus decisiones y no le queda otra que andar con una y con otra mujer para demostrar su hombría, pues ya no tiene el liderazgo por mucho tiempo en la relación o la salida fácil, por aquello de que el hombre es mucho más práctico que la mujer, decide tomar  alcohol, café, drogas o cualquier otra cosa que mitigue el dolor de sentirse desplazado en su papel de proveedor, protector y sostén en la familia.


Así ambos llegan a la primera clase de Salsa Casino y comienza el aprendizaje en un dos tres… cinco seis y siete… el instructor separa a hombres y mujeres y les indica de que manera tienen que comenzar sus movimientos… la mujer siempre con el pié derecho y el hombre con el izquierdo… allí ya comienza el encuentro del lobo y la caperucita…

Cuando se baila la salsa casino, aunque se hace en rueda el hombre es el que tiene el control de la mujer para realizar la figura, esto implica que tiene que aprenderse muy bien las figuras y saber aplicar la fuerza necesaria en los movimientos durante el baile para guiar a la mujer al final de la figura sin lastimarla.

La mujer por su parte adorna el baile con su gracia en los movimientos, sonrisa en la expresión facial y coqueterías propias de su naturaleza, dejándose llevar por el hombre para mostrar lo mejor de sí misma al ser exhibida por su compañero.

Esto implica que los hombres que bailan salsa casino sin darse cuenta desarrollan la fuerza interna necesaria para tomar nuevamente su masculinidad que les permite llevar el control de la mujer en la rueda… así como en la vida… sobre todo cuando les toca hacer el “machito” en Evelyn al centro o vacilarse a su compañera.

Y la mujer poco a poco al escuchar en la rueda “dame una” se entrega y va soltando su necesidad de controlar para dejarse llevar confiadamente por el hombre que la toma con fuerza y seguridad… allí ambos viven la premisa máxima que sostiene la relación de pareja… El hombre sirve de apoyo a la mujer y la mujer le sigue con confianza”

Todo esto en un ambiente de diversión, alegría, música y fiesta… por eso les invito a todos… hombre y mujeres de esta nación latina bendita con sol tropical…cacao del mejor… raíces de tambores y fiesta en el corazón a BAILAR SALSA CASINO!!!

Y aunque el cuento dice que el lobo se comió a la abuelita, tal vez era necesario para que le dieran su lugar…

A los lobos y caperucitas en mi familia… Gracias!


Yuleika Coromoto Guzmán Rojas

Terapeuta Familiar

Consteladora Sistémica

0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page